sábado, 16 de mayo de 2009

antonio vega

la últimas canciones que de verdad me emocionaron de antonio vega fueron el sitio de mi recreo y elixir de juventud. ambas de hace casi quince años. su primer disco en solitario, del año 91, tenía media docena de canciones de ésas que he podido escuchar cientos de veces y que estoy seguro escucharé cientos de veces más los próximos meses y años. a pesar de esos arreglos tan AOR que tenían y seguirán desgraciadamente teniendo. en casi veinte años, ocho canciones. en ese tiempo antonio tocó muchísimas veces en madrid. solo fui a verle una. creo que fue a principos de verano de 2002. él con su guitarra acústica y basilio martí al piano. sé que está tan manido eso de la "magia" que no debería usar la palabra. pero es que antonio, el que tan certeramente y tantas veces con pocas palabras dijera tanto en sus mejores momentos, ya lo había escrito años atrás: magia y precisión. eso era antonio aquella noche. sin apenas abrir la boca para cantar, esa voz. con ese tímido acariciar de las cuerdas de su guitarra, tantos matices. vocalizando como a partir de ese momento no iba a poder. fue tan bonita aquella noche. fue tal la demostración de talento la de aquella escasa hora de concierto que yo la coloqué en el top del top. y hasta hoy. porque dada esa manía de la prensa y de los amigos de decir que antonio no duraría un mes más, preferí aguantar con ese mágico (otra vez) recuerdo en la retina y lo que haya hacia dentro de las meninges. y no traicionarlo con el verle de nuevo sobre un escenario haciéndolo mal, perdiéndose, desafinando, ausente... y es que así me lo describieron y han descrito tantas veces antes y después de aquella noche...

rebobinando, los años ochenta. soy de los que se hizo fan de nacha pop en cuanto los descubrió. la pena es que los descubrí justo cuando se separaban. yo tenía dieciseis años recién cumplidos y ellos habían grabado un doble en directo en la discoteca jácara. creo que este disco es el único de nacha pop que fue superventas en la época.creo que nacha pop fue más un grupo de culto que unos gabinete caligari en camino soria o unos mecano en descanso dominical. curioso. a partir de aquel 80-88 fui comprando todos sus discos, algunos en vinilo, otros en sus reediciones en CD. y me hice muy fan. bueno, todo lo fan que me hago yo de un grupo... fan de las canciones de antonio sobre todo. no es por quitarle mérito a su primo, que escribió canciones cojonudas y que además fueron el contrapunto perfecto a las de antonio. y es que la grandeza de los grupos frente a la de los solistas vuelve recurrentemente a mi cabeza. la idea de que en grupo uno da mucho más de sí, se supera por superar a los demás, es vetado por el resto en aquellas canciones que a uno le parecen buenas y realmente no lo son. nacha pop fueron un grupo muy grande. y antonio escribió tantas canciones y tan bonitas... y tan vibrantes a veces. el pub rock de nacha pop y buena disposición, los dos primeros discos, es increíble. con unas letras alejadas de los lugares comunes simplones del resto de la tropa de aquellos días. y unos músicos que ademas sabían tocar, muy por encima de lo que eran los grupos en aquella época. nacho garcía vega escribió durante esos años igualmente como nunca más en mi opinión lo haría. da igual que flirteara con el rock más vacilón y bailable: es que cuando fue nacha pop, esa magia también estaba con él.

las letras de antonio vega han sido muy especiales. tenía una forma de escribir muy personal. muchos han seguido sus maneras y no lo han conseguido. se equivocan: no se trata de imitar las maneras de otros. se trata de buscar las propias de cada uno. parte de la genialidad de antonio reside en haber dejado para la posteridad más de tres decenas de canciones enormes: enormemente bien cantadas, con esa voz que decía tanto. y haber hecho algo tan personal: en sus melodías, en sus letras, en su manera de cantar, en su voz. y además, dejó para la posteridad una versión emocionantísima del romance de curro el palmo, una de las mejores canciones, si no la mejor, de serrat.

no puedo más que acabar este pequeño homenaje con algunas de mis frases favoritas de antonio vega. descanse en paz.

Por el día alguien con quien no vivir, Por las noches alguien con quien no dormir

En mi barrio no me quieren, Me voy al tuyo

Si quieres reírte te puedes reír, aunque sea de mí

Tengo el corazón doblado, déjame el tuyo, quiero ser sincero, pero cuando hablo no consigo decir la verdad

Contando las baldosas al andar, Andando sin volver atrás

Esta vez has dado en el blanco, Con dos flechas, tres dianas para ser exactos, Es magia con precisión

Cuando la noche cae, Enciendo las de cruce y vuelvo, a verte una vez más

Un momento en un agenda,
una décima de segundo más.
Vuela, va saltando de hoja en hoja
mil millones de instantes de que hablar.

Una ráfaga de aire frío,
un molino de viento hace girar.
Sigue, va rodando sobre su eje
describiendo una trayectoria más.

Y es que no hay nada mejor que imaginar,
la física es un placer.
Es que no hay nada mejor que formular,
escuchar y oir a la vez.
Mide el ángulo formado por ti y por mi,
es la solución a algo muy común aquí.

Ahora tú no dejes de hablar,
Somos coordenadas de un par.
Incógnita que aún falta por despejar.

Busca un libro que diga "como",
luego otro que se titula "si",
un tercero llamado "nada",
es la forma del círculo sin fin.
Y es que no hay nada mejor que revolver
el tiempo con el café.
Es que no hay nada mejor que componer
sin guitarra ni papel.
Paralelas, vienen siguiéndome.
Espacio y tiempo juegan al ajedrez.

Ahora tú, no dejes de hablar.

No cambiaría jamás, este universo informal

donde crecen las semillas de lo absurdo y lo genial,

donde el hierro se retuerce y se convierte en lo esencial.

¿Cuál fue su reacción

cuando esa mirada encontró

y le hipnotizó

congelando su expresión?

No se acaban las calles, no terminan de pasar

No se acaban las calles, avenida sin fina

Despierta ya, mira que luz

Nada envidia el norte al sur

Recuérdame que lo de ayer, no se olvida sin querer

Eramos uno y uno y luego dos,

Mas cerca cada vez de un sueño sin adiós

Desordenada habitación

Lucha de gigantes convierte

El aire en gas natural

Un duelo salvaje advierte

Lo cerca que ando de entrar

En un mundo descomunal

Siento mi fragilidad

Y pasó, tanto tiempo que llegué a ver sombras en color

y pasó, tanta gente por delante que nadie me vió

Lo mejor de nuestra vida aprendimos a mentir y no sentir temor,

El amor que antes dolía convertido en superamistad entre los dos,

lo mejor decidido.

Temor,

alcohol de quemar,

pon tus manos a volar

o en tus ojos el terror,

DEL ELIXIR DE JUVENTUD

BEBIMOS JUNTOS PROMETIÉNDONOS LA VIDA.

¿ QUIÉN NOS LLAMÓ ?, ¿ QUÉ PUDO SER ?.

NOS PUSO DE LA MANO DESDE EL PRIMER DÍA.

Donde nos llevó la imaginación,

Donde con los ojos cerrados

se divisan infinitos campos.

Donde se creó la primera luz

germinó la semilla del cielo azul.

Volveré a ese lugar donde nací.

Antonio Vega (1957-2009)

4 comentarios:

astropeich dijo...

El power pop... eso sí que es AOR y no el pobre Antonio. Ahí lo dejo, para el debate.

LAPOR dijo...

una vez más: alucino con tu pedaço de memoria, tienes superpoderes o tomas mucha jale real?
me gusta que hayas puesto una foto de antonio cuando estaba pleno y joven y que hayas defendido y sacado partido de un buen modnto, de lo que dio, porque casi todos -y yo que me considero muy optimista- nos hemos dejado llevar por un sentimentalismo mayor y tal vez me quedo con un recuerdo de él más tenebroso y deteriorado... qué le vamos a hacer.
Para mí "Lucha de gigantes" es una canción 5estrellas, creo que la única de cosecha nacional que me pone la carne de gallina de verdad.
besossssssss

Nacho Laplanta dijo...

Tuve oportunidad de ir a verle a La Sala, en Carabanchel hace un año y no pude ir. Me contaron que cada dos por tres se tenía que sentar, canciones a medias, etc.
Nunca me gustó Nacha Pop salvo algunas canciones que curiosamente resultaron ser de Antonio Vega. La voz de Nacho tampoco ayudaba, en mi opinión.
Me hizo mucha gracia oir a Enrique Iglesias cantar que luego por la noche al penta a escuchar...me imaginaba a esa quiceañera de Miami preguntándose que qué debe ser eso del Penta y al que abrió el Penta sin tener ni idea de lo que una canción tan universal puede hacer si te pasa rozando...
Y para terminar esta chapa, totalmente de acuerdo con LAPOR. Lucha de gigantes es una de esas canciones redondas, que más que compuestas parecen descubiertas. Simplemente perfecta.

Quant dijo...

Hola, Roger Sincero.
Te he enviado un mensaje a través del My space, a ver que te parece...

Una pena lo de Antonio vega, ya ha pasado un mes pero sigue siendo triste...

¿nos vemos este año en el felipop?
Un saludo.